Anthony Esposito

CIUDAD DE MÉXICO: México apunta a aumentar la producción de sus semiconductores para poder construir instalaciones de producción en sus estados del sur donde estará disponible el agua que tanto necesita, dice la ministra de Economía, Tatiana Glouth.

Por primera vez en los últimos años en Washington, conocido como Diálogo Económico de Alto Nivel (HLED) entre Estados Unidos y México, los países vecinos acordaron hacer más competitivas las cadenas de suministro compartidas, especialmente los semiconductores.

El acuerdo se produce cuando una serie de escasez de chips semiconductores ha obligado a los fabricantes de automóviles norteamericanos a detener la producción, y los funcionarios advierten que el problema está empeorando.

“La producción de semiconductores requiere mucha agua … tenemos que ir al sur”, dijo Cloud Theore en una entrevista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha fijado como objetivo principal mejorar la inversión en los estados pobres del sur de México.

“Cuando hablamos de equilibrar la cadena de suministro, estamos hablando de trasladarlos aquí”, dijo, y señaló que los estados mexicanos de Jalisco y Baja California ya tienen producción de semiconductores.

“México puede contribuir al ensamblaje, empaque y básculas”, dijo Glutier. Las obleas son discos de silicio en los que se fabrican semiconductores a granel, cada uno de los cuales contiene miles de chips.

México y Estados Unidos acordaron establecer comités bilaterales sobre cadenas de suministro de semiconductores, así como dispositivos médicos y productos farmacéuticos en HLED.

Dijo que el grupo de trabajo de semiconductores se reuniría por primera vez la próxima semana y sus resultados estaban programados para el 9 de noviembre.

READ  Una tormenta tropical nuevamente en el este del Golfo de México: Alabama Weather Blog

Los funcionarios mexicanos se reunieron con la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimonto, en Washington hace un mes y medio para discutir los semiconductores.

Cloudier dijo que los dos países se encuentran en las primeras etapas de la formación de un grupo de trabajo para desarrollar baterías para vehículos eléctricos.

“Tenemos muchos ingredientes importantes, minerales necesarios para la producción de baterías o sus componentes”, dice Glutier.