Milwaukee – Eduardo Pareo creció en una comunidad agrícola rural en el estado de Zaqueo en México. Pero a los 15 años, después de terminar el noveno grado, sabía que sus opciones de educación y carrera serían limitadas a partir de ahí.

“Realmente no veo el futuro porque ni siquiera tenemos una granja y no tengo forma de seguir con la educación. Así que no tengo futuro. Tuve que mudarme”, dijo Parea.

Entonces decidió tomar un autobús desde su ciudad natal hasta la frontera con los Estados Unidos, y finalmente terminó en Milwaukee, donde su hermano ya vivía. Dijo que no sabía si alguna vez podría regresar y si volvería a ver a sus padres. No calificaba para una visa de trabajo y no tenía los medios para obtener una visa de turista, por lo que se quedó sin ella. Sin embargo, estaba convencido de que la inmigración era la opción correcta.

DMJ4

“En el momento en que decidí venir aquí y cuando vine aquí, consideré a Milwaukee como mi hogar”, dijo.

No asistió a la escuela secundaria en Milwaukee porque quería ganar dinero para enviar a sus padres a casa. Comenzó como lavaplatos y tomó clases de inglés en MATC cuando no estaba trabajando. Obtuvo su GED a través de un programa MATC.

Bareya, ahora de 47 años, ha vivido en el área de Milwaukee durante más de 30 años. Ahora trabaja en la construcción y remodelación de viviendas. También estaba casado y ahora es padre de cuatro hijos.

Imagen de póster-2021-09-20 T184308.190.jpg

DMJ4

A medida que se estableció en Milwaukee y comenzó a construir una carrera, comenzaron a surgir temores de que sería deportado en cualquier momento. En Wisconsin, las personas indocumentadas no pueden tener una licencia de conducir, por lo que ir y volver del trabajo todos los días puede ser una preocupación.

READ  México tiene 1 millón para 'Dreamers' en Estados Unidos

Comenzó el proceso de solicitud de ciudadanía a principios de la década de 2000. Pero debido a que había estado indocumentado en los Estados Unidos durante más de un año, tuvo que regresar a México durante 10 años antes de convertirse en ciudadano. Con su familia en mente, no logró este proceso.

“Tenía seis y siete hijos entonces y no los voy a dejar”, dijo Bareya.

Así que se quedó en Milwaukee y dejó de lado la incertidumbre de vivir como un indocumentado, comprometido en el trabajo de mantener a su familia y ahora contribuir al país que él llama hogar.

“Pago impuestos cuando compro un automóvil, pago impuestos a la propiedad cuando compro una casa. Tengo que respetar las leyes de tránsito y todo eso. Entonces, no tengo la misma oportunidad”, dijo Parea.

Poster Image-2021-09-20 T184250.732.jpg

DMJ4

Pero se aseguró de que sus hijos tuvieran oportunidades que él no tuvo. Dos de sus hermanos menores todavía están en la escuela y dos de sus mayores ahora son graduados universitarios.

“Estoy tan orgulloso de ellos, estoy tan orgulloso de ellos”, dijo Bareya emocionado. “Nuestra esposa y yo hicimos todo lo posible para darles una oportunidad a esos niños”.

Cuando su hija mayor cumplió 21 años, se convirtió en partidaria de sus padres, y Parea y su esposa comenzaron a solicitar la ciudadanía nuevamente. Dijo que era un proceso de cuatro años.

“Es mucho tiempo, muy caro, muy incierto. Pero creo que estamos en la etapa final, estamos esperando una entrevista en Juárez”, dijo.

Mientras espera escuchar sobre su propia lucha por la ciudadanía, también ayuda a otros mientras trabaja para obtener la ciudadanía.

READ  Más de 1 millón de inmigrantes han sido arrestados en la frontera entre Estados Unidos y México desde octubre.

Pareya viaja a DC con Vos de la Frontera el lunes por la noche. Allí, él y otros discutirán el camino hacia la ciudadanía para los trabajadores esenciales indocumentados que ayudaron durante las epidemias.

Christine Newman-Artis, directora general de Vos de la Frontera, dijo que el camino hacia la ciudadanía afectaría de cinco a ocho millones de personas.

“Es absolutamente necesario porque ellos trabajan a través de esta epidemia. E incluso a través de sus impuestos, porque todavía tienes que pagar impuestos incluso si eres indocumentado, pero no calificas para muchos beneficios, lo cual fue muy útil para las familias en los Estados Unidos”, agregó. Dijo Newman-Artis.

Informar un error tipográfico o error // Envíe un boletín de noticias