El resultado fue el final de 16 años de gobierno liderado por los conservadores bajo Angela Merkel.

Los socialdemócratas de Alemania obtuvieron una estrecha victoria en las elecciones nacionales del domingo, mostrando los resultados planificados y exigiendo un “mandato claro” para dirigir un gobierno por primera vez desde 2005 y poner fin a un gobierno de 16 años liderado por los conservadores bajo Angela Merkel.

Los socialdemócratas de centro izquierda (SPD) recibieron el 26,0% de los votos, un 24,5% por delante de la coalición conservadora CDU / CSU de Merkel, y la emisora ​​mostró predicciones para la ZDF, pero ambos grupos creían que podrían liderar el próximo gobierno.

Es una coalición de tres frentes liderada ni por los socialdemócratas ni por los conservadores de Merkel, a pesar de que la mayoría no ha comandado ningún electorado importante y se ha mostrado reacia a repetir su peor “gran coalición” en los últimos cuatro años.

Podría llevar meses acordar una nueva coalición, incluidos los Verdes más pequeños y los Demócratas Liberales Liberales (FDP).

“Estamos a la cabeza en todas las encuestas”, dijo el candidato presidencial socialdemócrata Olaf Scholes en una mesa redonda con otros candidatos después de la votación.

“Este es un mensaje alentador y un orden claro, que garantiza que obtengamos un gobierno bueno y pragmático para Alemania”, dijo a los alegres partidarios del SPD.

El ascenso del SPD presagia una oscilación para Alemania y marca un regreso significativo para el partido, que recuperó unos 10 puntos en tres meses a favor de mejorar su resultado del 20,5% en las elecciones nacionales de 2017.

READ  Estados Unidos registra más de un millón de casos de Govt-19 en los primeros 10 días de noviembre

Scholes, de 63 años, se convertirá en el cuarto canciller del SPD de la posguerra después de Willie Brand, Helmut Schmidt y Gerhard Schrder. Ministra de Finanzas en el gabinete de Merkel, es ex alcaldesa de Hamburgo.

El rival conservador de Scholes, Armin Lashett, dice que su electorado aún no está listo para aceptarlo, a pesar de la subyugación de sus partidarios.

“La primera cena que se le dio al Canciller nunca fue la misma”, dijo Lachet, de 60 años, a la Mesa Redonda. “Quiero un gobierno en el que todos los aliados estén involucrados, todos lo saben; el canciller por sí solo no es algo que pueda brillar”, dijo en un intento inicial de impresionar a los partidos más pequeños.

Schmidt gobernó en coalición con el FDP a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980, aunque sus socialdemócratas tenían menos escaños parlamentarios que la coalición conservadora.

Alianza de Navidad?

El enfoque ahora se desplazará a las discusiones informales, y se llevarán a cabo conversaciones formales de coalición, que podrían llevar varios meses, con Merkel asumiendo el cargo de fideicomisario.

Tanto Scholes como Lashet dijeron que la alianza debería firmarse antes de Navidad.

Merkel planea renunciar después de las elecciones, haciendo de la votación un evento que cambie el evento https://reut.rs/3hfDamG

Cuando George W. Bush se convirtió en presidente de los Estados Unidos en 2005, se destacó en el escenario europeo.

Después de una campaña electoral centrada en el ámbito nacional, los aliados de Berlín en Europa y más allá tendrán que esperar varios meses para ver si el nuevo gobierno alemán está dispuesto a participar en todos los asuntos exteriores que quieran.

READ  Imran Khan | Pakistán: en medio de los pedidos de renuncia, el primer ministro Imran Khan pidió hoy al jefe del ejército y al director general del ISI que se dirijan a la nación.

La disputa entre Washington y París por un acuerdo para comprar Australia y Estados Unidos en lugar de submarinos franceses ha puesto a Alemania en una mala posición entre los aliados, pero ha ayudado a Berlín a sanar las relaciones y reconsiderar la posición general de China.

En política económica, el presidente francés Emmanuel Macron está ansioso por formular una política monetaria europea común, que Green apoya pero rechaza la CDU / CSU y FDP. Los Verdes quieren un gran ataque de expansión que pueda renovarse “https://reut.rs/2T1UKS3”.

“Alemania terminará con un presidente débil que está luchando por hacer retroceder cualquier reforma fiscal ambiciosa a nivel de la UE”, dijo Nass Masraf de Eurasia, un asesor de riesgo político.

Los amigos de Alemania pueden al menos estar convencidos de que prevaleció el centralismo moderado, sin importar qué coalición terminó en el poder, y no pudo romper el populismo capturado en otros países europeos.

Los resultados previstos para la ZDF mostraron a la alternativa de extrema derecha de Alemania (AfD) en el camino hacia el 10,5%, peor que cuando llegaron al parlamento nacional con el 12,6% de los votos hace cuatro años, y con todos los grupos principales rechazando la alianza.